• ¡Le damos la bienvenida al Invierno! junto a ello aumenta nuestra ansiedad ¿Cómo nos cuidamos?

    ¡Le damos la bienvenida al Invierno! junto a ello aumenta nuestra ansiedad ¿Cómo nos cuidamos?

    Isidora Selman, nutricionista de 110SHC nos enseña porque aumenta nuestra ansiedad en invierno y nos da consejos de como cuidarnos sin dejar de lado las deseadas sopaipillas y los infaltables calzones rotos.

    ¿Por qué se tiende a engordar en esta época del año?

    Cuando hace frío, el cuerpo trata de compensar y de mantener su reserva de calor para sentirse bien, es así que muchas veces tenemos mayor apetito durante el invierno y solemos subir algunos kilos.

    ¿Cuáles son los factores que provocan esta tendencia?

    No debemos olvidar que la grasa actúa como aislante corporal y contribuye a la regulación de la temperatura corporal, protegiéndonos del frío y el calor.

    Cuando el cuerpo detecta la falta de algún macronutriente (carbohidrato, proteína, grasas) importante para producir su energía, tiende a aumentar su ahorro es decir cuando las ingerimos nuestro cuerpo se va a encargar de almacenarla y esto lo hace en forma de grasitas.

    ¿Es cierto que hay que consumir más calorías porque con el solo frío se eliminan?

    Las calorías son energía que le entregamos al cuerpo, es necesario tener en cuenta de que macronutriente provienen estas, además debemos considerar cual es la energía que nuestro cuerpo necesita y cual es la que se elimina.

    Si con la alimentación provocamos un balance negativo (lo que se necesita es más bajo de lo que se consume) se tiende a bajar de peso, sin embargo si provocamos un balance positivo (lo que ingerimos es más de la energía que nuestro cuerpo necesita) vamos a tender a subir de peso. Esta última, es lo que le ocurre a la mayoría en invierno ya que por las múltiples variedades hipercalorías que encontramos en invierno (sopaipillas, chocolates, tortas, chocolate caliente, etc.) tendemos a consumir más energía para nuestro cuerpo, provocando el aumento de peso.

    ¿Por qué se modifica automáticamente el hábito alimenticio en las mujeres durante esta época?

    Las mujeres contenemos un porcentaje mayor de grasas que los hombres, es por esto que al tener más gasto de energía por la utilización de las grasas para mantener nuestra temperatura corporal, nuestro cuerpo de manera inteligente nos pide un aumento en el consumo de calorías, aumentando así el apetito.

    ¿Cuáles son los hábitos que hay que seguir en invierno para no subir de peso?

    Es fundamental no olvidar consumir aquellos alimentos ricos en antioxidantes que refuerzan el sistema inmunológico y ayuda a prevenir el resfrió, estos alimentos son todos aquellos que contienen vitamina C, como por ejemplo la naranja, limón, mandarina, frutas cítricas.

    Lo ideal para cuidar la piel y proteger  las mucosas son aquellos alimentos que contienen vitamina A, la cual encontramos en carnes, huevos y productos lácteos.

    La sopa tiene una cierta carga de nutrientes y no la adecuada, además si primero tomamos la sopa nos sentiremos saciados y no con ganas de un segundo plato de consistencia sólida y con mayor concentración de vitaminas. Es aconsejable, entonces, dar  un plato sólido completo o recurrir a las legumbres mezcladas con algún cereal (arroz, fideo, choclo, arvejas, etc.)

    Una taza de chocolate caliente o una sopa de pollo, son los alimentos preferidos “para calentarnos” en el invierno. Sin embargo no olvide hacer actividad física para buscar el equilibrio con el consumo extra de aquellas calorías al comer más en época de frío.

    ¿Cómo se puede equilibrar la dieta con salirse de vez en cuando por esas sopaipillas y calzones rotos tentadores?

    Debemos dejar de lado el significado de dieta como una restricción, la palabra “dieta” no es necesariamente un sinónimo de privación, ya que involucra todo lo que es ingerido durante el día. Lo importante que debemos hacer es buscar un equilibrio variado y de calidad, en cuanto a lo que consumimos.

    Son numerosos los mitos nutricionales que existen, que por desinformación o por falsas creencias populares se trasmiten y toman fuerza. Esto afecta a personas que desean bajar de peso en forma rápida, a atletas que desean conservar su fuerza y destreza; a embarazadas para evitar engordar o tener hijos sanos y saludables, etc.

    En fin, debemos tener en cuenta 4 puntos fundamentales para una dieta saludable.

    1. Se debe crear un hábito de alimentación tomando en cuenta porciones, horarios, variedad, calidad, equilibrio.
    2. El consumo de líquidos debe ser diario y de al menos 2 litros (8 vasos)
    3. Debemos tener hábitos de alimentación. Lo ideal es comer cada 3 o 4 horas, para engañar al cuerpo y no dejar de producir energía.
    4. Se debe consumir carbohidratos, proteínas y grasas de manera equilibrada.

    ¿Cuáles son los alimentos más recomendables a consumir durante el invierno?

    Legumbres, Verduras, Frutas cítricas, legumbres con algún cereal agregado (arroz, quinoa, cuscus, choclo), frutos secos como almendra, nuez, palta de manera equilibrada.

    ¿Los menos recomendables?

    Todos aquellos alimentos ricos en grasas saturadas es decir que provienen de la grasa del animal como por ejemplo los que contienen manteca, margarina, quesos enteros, leche y yogurt entero, tortas y masas, etc. El peligro de consumir grasas saturadas en cantidades por encima de la recomendación, se basa en los efectos nocivos de las mismas en las arterias, en el corazón, sobre el colesterol, sobre el cáncer y la obesidad.

    Las frituras son alimentos con una alta densidad de energía proveniente de grasas principalmente saturada, hidratos de carbono refinados, con alta cantidad de sodio, deficientes en fibra y proteína, y carentes de vitaminas y minerales. Estas nos provocan daños en las arterias antes mencionados

    Además los alimentos ricos en azúcares simples como el manjar, chocolate, miel, mermelada no son recomendables por su alto contenido de calorías proveniente de carbohidratos que no son considerados alimentos ya que provocan más daño para la salud y no contienen vitaminas y minerales necesarios para nuestro cuerpo.

    ¿Cuál es la técnica para sobrevivir a un invierno frío, pero con una buena y rica alimentación?

    Se debe buscar un equilibrio, una alimentación de buena calidad y variada.

    Es bueno que contenga frutas y verduras a diario, productos lácteos bajos en grasas, carnes, pescados y legumbres. Sin embargo debemos buscar la técnica culinaria que más le produzca placer a nuestro paladar y nunca olvidarnos de lo sabroso y delicioso que es alimentarse, es por esto que preparaciones novedosas como una tortilla, panqueques con verduras, guisos, cazuela, no dejan de ser las preparaciones mas escogidas para estas épocas.

    fsecos

    #invierno #winter #ansiedad #tips #nutricion #alimentacionsaludable

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply