• ¿Cómo manejar el esguince de tobillo en su fase aguda ?

    ¿Cómo manejar el esguince de tobillo en su fase aguda ?

    Nuestra kinesióloga Valentina Cruz, nos da recomendaciones para manejar el esguince de tobillo.Valentina Cruz - Kinesiologa

    El esguince de tobillo es una lesión que cada vez se hace más común en población tanto deportista como sedentaria. Mucho se habla hoy en día de cómo manejarla, pero pocos saben la información más actualizada y beneficiosa necesaria para su rápida recuperación.  El objetivo de este artículo es realizar una rápida revisión de la literatura acerca del tema, y una recomendación actualizada de su manejo.

    Lesión es un daño causado en alguna estructura corporal.  Esto trae consigo Inflamación, proceso que es importante y necesario para la recuperación del tejido afectado, ya que a través de ésta ocurre que células de nuestro sistema inmune acudan al sitio de la lesión, para promover la reparación. Es decir, la reparación requiere de inflamación, la cual debe ser controlada por nuestro accionar.  

    El esguince de tobillo, en su fase aguda genera pérdida de rango de movimiento, función, dolor e inflamación, lo que afecta ampliamente la funcionalidad de quienes la padecen.  Es por esto que diversos autores han descrito protocolos para su manejo en esta fase; PRICE, RICE, POLICE (Protection, Rest, Ice, Compression, Elevation), los cuales han sido estudiados y actualizados durante años.

    Hace ya algunos años, se ha cuestionado tanto el reposo, como la utilización de hielo en el manejo de los esguinces de tobillo.

    Reposo: Antiguamente se creía que la inmovilización del tobillo luego de un esguince favorecería la reparación del tejido ligamentoso. Actualmente se sabe que la inmovilización no solo no es necesaria, sino que más bien es dañina y retrasa la reparación, ya que uno de los principios más importantes en la regeneración de fibras colágenas, es la carga progresiva, lo que favorece la reorganización de estas y la producción de matriz extracelular entre otras cosas. (J Am Acad Orthop Surg 1999; 7: 291 – 299). Es por esto que en los últimos años se han definido protocolos de rehabilitación y movilidad acelerada, que han traído grandes resultados. (BMJ 2010; 340:c1964).

    Hielo: Por su parte el hielo en exceso, evita que las células inflamatorias ingresen a la zona afectada. El frio genera que los vasos sanguíneos aledaños generen una vasoconstricción, lo que disminuye el flujo sanguíneo (que contiene células importantes para la reparación) y evita que la reparación lleve su curso natural.  Incluso, autores han descubierto que luego de la utilización de crioterapia, los tejidos continúan con bajos niveles de perfusión, lo que podría generar un daño de estos. (Knee Surg Sports Traumatol Arthrosc, Feb 23, 2014).  Por otro lado, se ha visto que el hielo tiene un efecto analgésico sobre la zona aplicada, de esta forma, se justifica su aplicación, dependiendo del objetivo de tratamiento.

    Compresión: La inflamación trae consigo aumento de volumen en la zona de la articulación afectada. Esto poco aporta en la reparación de los tejidos, debido a que ejerce compresión de los vasos sanguíneos, evitando un apropiado flujo sanguíneo. La elevación de la extremidad afectada durante los primeros días, la activación de la musculatura de la zona y  la compresión, por ejemplo con un vendaje funcional, toman un papel importantísimo en el drenaje del edema, y de esta forma aportan ampliamente en la recuperación.

    Ante un esguince de tobillo en su fase aguda, se recomienda:

    • En primera instancia, asistir al médico en caso de amplia pérdida de funcionalidad, para descartar fractura.
    • La utilización de hielo. Se justificaría solo en las primeras horas para términos analgésicos, en períodos de no más de 10 minutos seguidos.
    • Compresión de la zona afectada, ojala con un vendaje funcional.
    • Reposo relativo solo el primer día, realizando un movimiento de bombeo con el pie hacia arriba y hacia abajo para favorecer el drenaje del edema.
    • Realizar bicicleta estática los primeros días, ya que el movimiento oscilatorio, genera el bombeo necesario para el drenaje del edema.
    • NO
    • Realizar actividades que incrementen progresivamente la carga sobre el tobillo, para de esta forma entregar el estímulo necesario a las fibras colágenas para que aceleren su proceso de reparación, con la necesaria organización del tejido para evitar la recidiva de la lesión.

     

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply